¿ES OBLIGATORIO TENER ASEGURADO EL VEHICULO QUE NO SE UTILIZA?

Cualquier propietario de un vehículo a motor sabe de la obligación de tener suscrito y en vigor un contrato de seguro que cubra, hasta la cuantía de los límites del aseguramiento obligatorio la responsabilidad civil que garantice los daños causados a las personas o en los bienes con motivo de la circulación, dicho seguro es conocido como seguro a terceros.

¿En función de la cobertura que ofrecen, qué tipo de seguros se pueden contratar?

En función de las coberturas que ofrecen básicamente los tipos de seguro son:

  • Seguro a terceros es aquel que cubre solo los daños materiales y personales ocasionados a terceros (es decir, a otros vehículos, a sus ocupantes, a los peatones, al mobiliario urbano, etc.), en caso de accidente donde el propio conductor haya tenido la culpa.
    Se pueden incluir alguna otra cobertura como puede ser la rotura de lunas o parabrisas, pero lo habitual es que no se contemplen ni los daños propios personales, ni tampoco los que sufra el vehículo como consecuencia del siniestro; incluso con el fin de evitar fraudes se puede excluir del concepto de terceros a los que sean familiares del conductor titular de la póliza hasta un determinado grado por consanguinidad o afinidad.
  • Seguro a todo riesgo es aquel que cubre todas las coberturas aplicables a un riesgo, en el caso del seguro de automóviles garantiza tanto los daños propios como los causados a terceros, pudiendo añadirse otras, como la defensa jurídica del conductor, los daños por incendio o el robo del vehículo.

¿Cuáles son las consecuencias de incumplir la obligación de tener asegurado el vehículo por su titular?

Según el Art. 3.1 del Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley sobre Responsabilidad civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor, el incumplimiento de la obligación de asegurarse determinará:

  1. La prohibición de circulación por territorio nacional de los vehículos no asegurados.
  2. El depósito o precinto público o domiciliario del vehículo, con cargo a su propietario, mientras no sea concertado el seguro.
    Se acordará cautelarmente el depósito o precinto público o domiciliario del vehículo por el tiempo de un mes, que en caso de reincidencia será de tres meses y en el supuesto de quebrantamiento del depósito o precinto será de un año, y deberá demostrarse, para levantar dicho depósito o precinto, que se dispone del seguro correspondiente. Los gastos que se originen como consecuencia del depósito o precinto del vehículo serán por cuenta del propietario, que deberá abonarlos o garantizar su pago como requisito previo a la devolución del vehículo.
  3. Una sanción pecuniaria de 601 a 3.005 euros de multa, graduada según que el vehículo circulase o no, su categoría, el servicio que preste, la gravedad del perjuicio causado, en su caso, la duración de la falta de aseguramiento y la reiteración de la misma infracción.

¿Es obligatorio tener suscrito un contrato de seguro de un vehículo que no se utiliza?

La respuesta es sí, pero la obligatoriedad de tener suscrito dicho seguro, se reduce al denominado a terceros o de responsabilidad obligatoria, por tanto, no se exige al propietario del vehículo asegurar el mismo con otra modalidad de la anteriormente vistas.

El TJUE ha fallado en sentencia de 29 de abril de 2021 (asunto C-383/19) que «la suscripción de un contrato de seguro de la responsabilidad civil relativa a la circulación de un vehículo automóvil es obligatoria cuando el vehículo en cuestión está matriculado en un Estado miembro, siempre que dicho vehículo no haya sido legalmente retirado de la circulación con arreglo a la normativa nacional aplicable”.

Según la citada sentencia el hecho de que un vehículo en un momento dado no sea apto para circular, no exime a su propietario de la obligación asegurarlo, dado que dicha obligación de aseguramiento no está vinculada a la mera utilización del mismo como medio de transporte, ya que, aunque el coche no se desplace, se pueden causar daños a terceros de producirse un siniestro, como por ejemplo un incendio en el garaje en que se encuentre.

En consecuencia, para que un vehículo que no usamos habitualmente quede excluido de la obligación de aseguramiento, es necesario que haya sido retirado oficialmente de la circulación, de conformidad con la normativa nacional aplicable, en España, cabe la posibilidad también de efectuar una baja temporal y voluntaria del mismo en las oficinas de Trafico.

Departamento de Derecho Civil
SGVG Abogados

Otros artículos relacionados

Accidentes de tráfico (I): Parte amistoso, atestados y aseguradoras

Este es el primero de una serie de entradas encaminadas a aconsejar a aquellas personas que se vean inmersas en un accidente de tráfico, algo que a priori puede parecer muy problemático pero que con una buena gestión puede resolverse sin grandes esfuerzos.

Esta Guía (I) se va a referir al momento inmediatamente siguiente al accidente y los trámites básicos con la aseguradora.
  •  El primer consejo que puedo dar es el de es no perder la calma ni los nervios con el conductor del otro vehículo, para solucionar el problema los mas rápido y limpiamente posible y evitar que un simple accidente de tráfico se convierta en algo más grave.
  •  Si no queda otro remedio que mover el vehículo porque se está formando un embotellamiento y el resto de los conductores amenazan con pasarnos por encima, sacad unas fotos de los vehículos tal y como quedaron después de la colisión para evitar luego cambios en las versiones del siniestro y los podéis retirar al arcén o a un lugar donde permitan pasar al resto de usuarios de la vía.

Acceder

Accidentes de tráfico (II): Si se llega a juicio

(Continuación de Guía de actuación en accidentes de tráfico (I): Parte amistoso, Atestados y Aseguradoras)

En esta Guía me voy a referir a qué pasa cuando el asunto se judicializa, es decir, cuando a consecuencia de un accidente de escasa importancia nos vemos en el Juzgado porque nos han denunciado.

Acceder

Accidentes de tráfico (III): Reclamación

Esta tercera Guía de actuación en accidentes de tráfico esta dedicada a aquellos casos en los que el que resulta lesionado, aunque sea leve, es uno mismo, por si procediera reclamar, ya sea por vía penal, vía civil o ambas.

Acceder

Guía para la Compraventa de Coches de Segunda Mano

Guía para la Compraventa de Coches de Segunda Mano

Viene siendo habitual que los particulares adquieran vehículos de segunda mano a otros particulares, sin intervención de un intermediario profesional, especialmente en el mercado de coches clásicos. Además, en la actual situación de crisis ha derivado en que muchos propietarios se vean en la necesidad de deshacerse de sus vehículos y a otros muchos a la de adquirir el que necesitan en el mercado de vehículos usados. Esto ha dado lugar a un aumento del volumen de conflictos jurídicos en esta materia, teniendo en cuenta las condiciones y el contexto en el que se firman estos contratos de compraventa de coches.

Por todo ello, este decálogo pretende servir de ayuda a aquellos que se plantean la adquisición de un vehículo de segunda mano a un particular y evitar, en la medida de lo posible, algunos problemas típicos que con relativa frecuencia se vienen planteando en nuestro despacho.

Acceder

COMPRA DE UN VEHÍCULO MEDIANTE FINANCIACIÓN

COMPRA DE UN VEHÍCULO MEDIANTE FINANCIACIÓN

Importante leer la letra pequeña más allá del precio.

Cualquiera que durante los últimos años haya comprado un vehículo o tenido intención de hacerlo, ha podido observar que si decide abonarlo en efectivo le resultará más caro que si lo financia; puede resultar paradójico, pero es habitual que las marcas automovilísticas ofrezcan un mejor precio a quien desee adquirir un vehículo mediante financiación; ahora bien, un descuento sustancioso no implica que la financiación finalmente resulte más interesante.

Acceder

¿ES OBLIGATORIO TENER ASEGURADO EL VEHICULO QUE NO SE UTILIZA?

¿ES OBLIGATORIO TENER ASEGURADO EL VEHICULO QUE NO SE UTILIZA?

Cualquier propietario de un vehículo a motor sabe de la obligación de tener suscrito y en vigor un contrato de seguro que cubra, hasta la cuantía de los límites del aseguramiento obligatorio la responsabilidad civil que garantice los daños causados a las personas o en los bienes con motivo de la circulación, dicho seguro es conocido como seguro a terceros.

Acceder

INSTALACIÓN DE CEPOS, HORQUILLAS O BOLARDOS EN LAS PLAZAS DE APARCAMIENTO DE LOS GARAJES COMUNITARIOS

INSTALACIÓN DE CEPOS, HORQUILLAS O BOLARDOS EN LAS PLAZAS DE APARCAMIENTO DE LOS GARAJES COMUNITARIOS

En qué términos debe llevarse a cabo la instalación de dichos sistemas como solución para evitar que nuestra plaza de garaje sea ocupada por un tercero.

Acceder

Etiquetas:, ,

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.

Dónde Encontrarnos

Si usted tiene un problema jurídico puede contactar con nosotros
a cualquier hora por email o por teléfono 987253012.
Si prefiere contárnoslo en persona también puede pedir cita,
o bien acudir sin cita previa a nuestro despacho en el centro de León de
8.00 a 14.00 h de lunes a viernes.

Su Consulta

Contacto Principal
  • Aristóteles

    El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona.

    Aristóteles

  • Plutarco

    Para saber hablar es necesario saber escuchar.

    Plutarco

  • Sir Francis Bacon

    Nada se sabe bien sino por medio de la experiencia.

    Sir Francis Bacon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies